ALIDA DÍAZ RUTLLÁN

Datos personales

ALIDA DÍAZ RUTLLÁN

SOCIA FUNDADORA DE CENTRO A.D.A.

LOGOPEDA

Nº COLEGIADA: 28/0718

DIPLOMADA EN LOGOPEDIA EN LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

CURSANDO ACTUALMENTE MÁSTER DE PSICOMOTRICIDAD (ESCUELA DE FORMACION PSICOPRAXIS).

QUIROMASAJISTA (CENTRO DE ESTUDIOS, ISED)

EMAIL: alida.diaz@centroada.es

Definición personal

Me defino como una persona extrovertida y muy dicharachera. Si hay algo que me gusta es hablar y compartir con mis amigos y familia, mi tiempo libre. Mi mayor afición, no es otra que, disfrutar cada día de mi trabajo.

Desde bien pequeña me ha gustado mucho el deporte y todo lo que fuera no estar sentada. Durante mucho tiempo, la Gimnasia Rítmica, mi deporte favorito, formó una parte muy importante de mi vida.

En mi adolescencia fui una chica rebelde y poco me gustaba estudiar. Por diferentes circunstancias, me cambió la manera de ver la vida y empecé a darlo todo en mis estudios. Decidí estudiar Logopedia porque me encanta ayudar a los demás y abarca un gran ámbito de posibilidades.

Empecé a trabajar para poder costearme los estudios. Finalicé la carrera en 2010 y tuve la gran suerte de poder dedicarme a mi profesión desde el principio. Mi experiencia profesional ha estado centrada en Atención Temprana, Trastornos de Aprendizaje, comunicación y lenguaje, no por ello deje de formarme en los distintos ámbitos.

Durante la carrera, conocí a mucha gente que con el paso del tiempo se acabó perdiendo el contacto. Una de esas personas, fue Sara (actual Directora del Centro). Un gran día, el destino decidió juntarnos de nuevo y empezar a trabajar juntas. Finalmente, con ella, junto a su pareja y Virginia (actual Coordinadora del centro), decidimos emprender esta aventura y llegar a crear Centro ADA.

Actualmente lo mejor de mi vida, a parte de mi familia, es luchar por este sueño conseguido. La energía necesaria, nos la proporcionan cada día las familias con sus gestos y palabras de reconocimiento y los niños/as con sus progresos. No hay nada mejor como poder disfrutar de tu profesión como pasión para que todo vaya rodado.