Atención Temprana

La Atención Temprana es el conjunto de intervenciones terapéuticas que se realizan con bebés, niños/as con edades comprendidas entre los 0 y los 6 años. Desde la Atención Temprana se busca favorecer el desarrollo global de aquellos bebés, niños/as que presentan desafíos en su desarrollo y crecimiento Las valoraciones y tratamientos son llevadas a cabo por un equipo multidisciplinar.

 

La Atención Temprana implica un tratamiento global del bebé, niño/a, donde tras la valoración de cada pequeño/a, una vez observadas sus capacidades y dificultades, se establece una necesidad de tratamiento. Es, en este momento, cuando se pauta que especialista/s van a realizar la intervención.

 

Aunque hablemos de desarrollo global del niño/a, en Atención Temprana se debe observar al pequeño/a con detenimiento y valorar sus distintas áreas del desarrollo. Entre las que se encuentran:

– Área perceptivo-cognitiva

– Área de comunicación y lenguaje

– Área motora gruesa y fina

– Área socio-emocional

– Área de autonomía personal

– Área del desarrollo del juego

 

Todas estas áreas están íntimamente relacionadas unas con otras. Es por ello, que en la mayoría de los casos, el tratamiento a realizar incluye la necesidad de más de una especialidad. Los tratamientos que podemos encontrar en Atención Temprana en Centro ADA son:

– Estimulación

– Logopedia

– Terapia Ocupacional

– Psicomotricidad

– Psicología

– Fisioterapia

– Psicoterapia: intervención familiar

 

En Atención Temprana es importante que tengamos en cuenta los siguientes puntos:

– En ADA el papel de la familia es fundamental. Por ello, en este tipo de intervención la comunicación con la familia es fluida y continua. La familia de los más pequeños/as entran en las sesiones y son parte activa en el tratamiento.

– La prevención en la etapa del desarrollo 0-6 años, tiene un papel significativo.

– La coordinación con familia, centro educativo, servicios médicos, otros profesionales…favorece el desarrollo de los más pequeños/as. El objetivo es trabajar todos en equipo y de manera organizada.

– La intervención precoz cuando observamos desafíos y alteraciones en el desarrollo, es fundamental.

 

A través de la terapia Ocupacional se busca conseguir la mayor funcionalidad, autonomía e independencia posible en el niño/a. El trabajo en conjunto con la familia es fundamental.

 

Vincularse con el niño/a es imprescindible. Se trata de conocer las motivaciones que tiene cada niño/a y observar sus capacidades y necesidades, desde este punto de partida se iniciará y desarrollará la terapia.